Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Turisteando Monterrey

|
Pecesita Voladora


Bueno, disculpen que joda nuevamente con ésto, pero como ya se los mencioné en los últimos 4 o 5 post, repetiría semestre; yo sé que es una estupidez reprobar un semestre completo por faltas, pero he de reconocer que esos piratas de la cafetería son mi debilidad. Sí, me salía de clases para estar tragando absolutamente todo el día, pero... goé, ¡que piratas tan  ricos! :3


En fin, ya muy triste, con mis más de 20 faltas por materia, pasé sólo dos materias en primera oportunidad.


(Siempre me preguntan qué onda con las oportunidades, les daré una explicación rápida, primera son clases normales, si repruebas primera pagas segunda y presentas examen de la materia, si repruebas segunda, pagas tercera y tomas curso los sábados).


Erollo es que yo me llevé 9 materias de 11 a segundas, pagué 7 y dos me ayudó a pagarlas ma-pez. En total con mis dos materias aprobadas tenía 4 de 13 créditos que necesitaba para pasar de semestre, y yo lo daba definitivamente perdido, pero tal parece que mi ejercitación muscular de tres días, lo fue también neurologicamente, porque de las 9 materias en segundas, pasé 7. En el exámen final. :O así que....




¡PASÉ SEMESTRE! :D


... ni todo lo que estuve moliendo con que lo repetiría, ni el susto que le dí a patún, ni las vacaciones canceladas, ni los posts que no escribí, ni las horas de desvelo.


________________________________________________________________________________


Turisteando Monterrey.


Hace algunos días por la mañana, dormía tranquilamente en mi habitación, pasadas las 9:00 a.m. ya podía sentir la deliciosa y ardiente brisa de los rallos ultravioleta desgarrando la piel de mi rostro, yo estaba totalmente humedecida y fresca por el espeso sudor que emanaba mi cuerpo, la temperatura ambiente, fresca, agradable de una mañana deliciosa que no sobrepasaba los 37°C. Ente las ventanas abiertas, podía respirarse el exquisito aroma del smoho, la sinfonía matutina arrulladora del tráfico de monterrey en hora pico me permitía profundizar mi sueño; y mientras me regocijaba de los placeres de la vida, escuché el fino aleteo de "algo" en mi habitación. Era uno de esos animalitos bonitos ... ¿cómo se llaman? esos que vuelan con elegancia y sus alitas.... ¿mariposa? no, no era una mariposa, era ¡UN PINCHE CUCARACHO VOLADOR CORRIENDO SOBRE MI CARA!


Me levanté de un salto agitando mis brazos y piernas mientras gritaba como presa de Kalimba. ¡Pinche día horrible! Mientras esperaba a que mi ritmo cardíaco tomara su curso normal nuevamente... ¡PUM! ¡PUM! ¡PUM! ¡PUM!. ¿balacera? ¡ah!, ya son las 12:00 pm.


Hace un par de semanas secuestraron el la colonia a dos conocidas y mataron a un amigo. Cabe mencionar que ninguno de ellos tenía relación al narcotrafico, e incluso eran estudiantes, niños de casa. ¡y me caga! ¡me caga que embarren inocentes! ¡si se van a matar que se maten entre ellos! En esa colonia han habido más de 40 muertes el último mes. -No es exageración- 


Ya me imaginarán, primero el robo, después mi cruda, mi trauma en el gym, un cucaracho me despierta con una apasionada caricia, y ahora ésto, estaba pero que si muerta de miedo. Así que después de unas docenas de berrinches y lloriqueos, convencí a ma-pez de salirme de esa casa, ahora estoy viviendo con unos familiares en una colonia mucho más tranquila, y estoy feliz.


Hoy o ayer marcó un narquillo al tel de la casa, yo estaba dormida, dejé que el teléfono sonara bastantes veces, pero como insistían terminé por artarme e ir a contestar el teléfono encabronadísima por la insistencia y muy soñolienta. No estoy segura de qué dijo, dijo algo de una extorción, y que estaban afuera de la casa, y que si sabía con quién me estaba metiendo, yo procesé como 4 de cada 12 palabras que decía, y como el tipo hablaba muy rápido le dije que no le entendía, que tenía sueño y colgué. ¡"Cagoncitos éstos edá"! ya ni se puede dormir agusto.


Varia racita me ha estado diciendo que podría meterme en problemas por postear éste tipo de cosas pero, mientras no hable mal del PRI, porque les informo, -ya está prohibido hablar mal del PRI en internet- no infrinjo a la ley y no pueden decirme nada.


Pero bueno, tal como ya mandaron a la chingada la libertad de expresión, mandaron a la chingada la libertad en general, mandaron a la chingada la libertad de postear, mandaron a la chingada la libertad de dormir tranquilamente, y a mi a cada rato me mandan a la chingada, me mandan tanto que ya tengo tarjeta de cliente frecuente, me largo.


Saludos, y no olviden visitar mi apreciadísimo Monterrey.

P.D. Me ha gustado muchísimo ésta entrada, también habla de cucarachos pasen si tienen tiempo.

Mi primera cruda

|
Pecesita Voladora


Éste post era de hace tres días, lo posté hoy con el fin de no rajarme y borrarlo, tal vez no postee nada en un par de semanas. Ando un poco bajoneada porque pa-tún leyó el post anterior y marcó para decirme que lo había desepcionado :/ que no podía creer que fuera tan mala escritora como para perder mi seguidor.

No, obvio no,  en realidad lo dijo por lo del semestre. 

En fin, lo único que puedo hacer es intentar remediarlo, aunque 6 meses perdidos no volverán jamás.

Por lo pronto me quedé sin vacaciones, ya no me las merezco, cancelaré a mis amiguillas y me pondré a ser una pecesita productiva, y no presisamente de comida y hueva.
______________________________________________________________________________________________
Crudo debe estar orgulloso de mi por haber tenido mi primera cruda, muero de ganas de saber lo que dirá, tal vez algo como "Crece tan rápido" :') snif".




Claro que he tomado antes, e incluso tengo mis malas y muy divertidas experiencias, pero si lo contara aquí y ahora, seguramente patún marcaría para regañarme. Así que pueden esperar sentados un par de años más para poder contarles dichas anécdotas. 

¿Recuerdan que les mencioné que muy probablemente repetiría semestre? Bueno, se me ocurrió la inteligentísima idea de sobornar a mis maestros ofrecerles un trato en el cuál ambos pudieramos salir ganadores y felices. Uno de ellos tenía cara de que le gusta la bebida. Así que muy decidida me dirigí al primer oxxo que ví, y compré una finísima y muy cara botella de vodka un "Osito Negro"  me dolió muchísimo el codo al desprender de mi cartera esos creo que $50, en fin, la arreglé bonita, con selofán y un lindo moñito, pero mi amiga me bajoneó cuando dijo que con esa "gatada" no solo no me aprobaría sino que me la rallaría y seguramente me sacarían de la UNI.
 -Hubieras comprado un buchanan's  de perdido, casi, casi, estas sobornando con mezcal. 

Y como yo no sabía de lo que me hablaba, lo dejé en mi cuarto solito, y en un rincón.

Ayer por la noche como que la botella me hizo ojitos, me tomé un caballito, sólo para el antojo, tenía un sabor agradable, algo así como darle un buen trago a un frasco de alcohol etílico, hice la expresión más ridícula en mi vida, mi rostro se contrajo tan como un gusano en limón. Sentí que me "gorgoreaba" el estómago de asco; pero quería más, ¡Unas aguitas locas! -pensé- fui por un jugo de naranja, hielo y rebajé mi Oso prieto. Estuve tomando un rato, sola en mi cuarto mientras escuchaba música y chateaba, de repente, mi teclado comenzó a chafear, las teclas comenzaban a correr de un lado a otro, como huyendo de mis dedos, hasta que fué imposible leer lo que escribía, y me fui a dormír. 

Hoy por la mañana, me dio una cruda pero cabrona. Raro, porque a mí nunca me había dado cruda.  En la casa traen un caos, porque como hace poco robaron, andan cambiando chapas, candados, y sacando copias de llaves, y últimamente han andado albañiles invadiendo mi privacidad.

Hoy desperté muy temprano para ir al baño, como a eso de las 6, dormí dos o 3 horas, no había nadie en casa, ma-pez andaba trabajando y mi abue estaba haciendo unas vueltas con vecinas, vi las puertas abiertas, y muy miedosa me encerré hasta con candados, una vez mi conciencia y vejiga libres y contentas, volví a mi cuarto, no sin antes darme un par de topes en las paredes porque no se me había bajado el alchohol, llegué a mi camita, prendí el aire, y bien rico, me dormí.

Goé, a las pinches 7, una hora después de que yo ya estaba entrando como en mi 4 sueño, mi abue se puso a gritar desde afuera pero... cabrón, ¡como si se estuviera quemando la casa! Y yo con mi cruda que cualquier ruidito lo escuchaba como las campanadas de la catedral a medio cm. del tímpano.

Bajé, pero que si encabronadísima, tropezandome con mis propios pies y viendo doble. Le digo a mi abue que me espere que iría por la llave. Pero ella ignorando mi explicación, siguió gritando (como es su costumbre)


¡Apurate! ¡chingado! ¡ahí no está la llave! ¡pinche "huerca pachorruda"! ¡muevete porque traigo soldadores, y van a arreglar la mesa!
. . . ah, porque ayer rompí la mesa, pero ahorita les cuento eso.



Neta exploté cabrón.


Encuentro las llaves, abro la puerta y a su vez entran como 4 o 5 albañiles, yo semi-desnuda con mi shorsito y blusa de dormir, no pude evitar pensar ¡¿qué pedo?! ¡anayan mi morada! y mientras pensaba en ésto, corría por algo de ropa.


Llego con dificultad al último escalón, no si haberme dado varios topes y tropezones, y me pongo un pants. ¡PANTS! pinches 38° C  y lo único que vi a la mano fue un pants de peluche y fieltro.


Bajo nuevamente y mi abue me dice que irá a cobrar y se quedaría en el negocio, me pidió quedarme a cuidar a los albañiles. Mi expresión estúpidamente irónica dio lugar a un: 
-¡Inga!, ¿y qué no se pueden cuidar solos o qué? ¿como que ya están grandecitos no?
Un tirón horrible de cabello que medio me dejó pelona y después dijo:
-¡Que cuides que no se roben nada...¡Pen-de-ja!
Error mío, no debí decir eso.


Entran los tipejos y  estaban haciendo sus despapayes, mientras yo, mariconsísima de miedo, veía como a 8 o 10 weyes en mi casa, aún no pasaba el efecto de vista doble. Me acurruqué en posición fetal en el sillón, mientas los "cuidaba" o más bien planeaba rutas de salida alternas, golpes dolorosos, y técnicas de ataque. Poco me faltaba para ir corriendo a una sex shop y comprar un cinturón de castidad de esos marca "JAULA".


Pensando en ésto medio me estaba quedando dormida, y entrecerrando los ojos, uno de los albañiles gritó ¡NIÑA! . . . 
-instantáneamente brinqué-.


Me pidió permiso para sacar la mesa al patio una vez que habían terminado con las chapas.


- Ah sí, sí, sí, claro que sí sí. -dije torpemente-
-hoy pienso, tal vez pudo haber dicho, vaciaremos la casa, venderemos muebles y electrodomésticos en reforma, y tú vienes con nosotros, probablemente habría respondido de la misma manera.






Total que no me dejaron dormir en todo el día, estoy cansada, por lo menos ya se me bajó el alcohol aunque aún tengo cruda. ¡Oh! ¡Pero déjenme les cuento lo de la mesa!


He de mencionar que mi abue es super barroca, (barroco es un estilo de decoración del signo XVI en el cuál predominan una bastísima complejidad de adornos sobre adornos como angelitos, dragoncillos, etc.) (para quienes no sabían).


Hace un par de años mi abue compró una mesa más sencilla, ya que teníamos una de madera enorme, con unas patotas como de 20 cm. de diámetro y con cristal, muy rustica. Pero muy estorbosa, por lo que mi abue la cambió por otra mucho más sencilla, pero igual muy mamona, también de madera, 8 sillas, ovalada, y con 2 patas en vez de 4, las patas son redondas y ... bleh, imagínensela, no soy buena describiendo muebles.


En mi cuarto se me fundió un foco, y como es muy grande, necesita a fuerza los dos para poder ver completamente bien en la obscuridad, entonces fui ayer a subirme a la mesa para robarme ése foco. Pero cuando hice presión en una de las esquinas de la mesa, y no en el centro, la mesa se ladeó (por eso de las dos patas centrales) había quebrado una de las patas, y me fui con todo y mesa no sin antes dar una marometa en el aire y 3 en el suelo.


Ma-pez despertó asustada y me pidió una explicación. Yo muy asustada aseguré no saber qué había sucedido, le dije que me había sentado en la silla, y la mesa tronó.


Su rostro de no poder explicarse el suceso me preocupaba, pero ya estaba muy cansada, y solo me pidió dejarlo así.